El ‘modo granadino’. Hacia la definición estética de una escuela y sus talleres

Resumen

Desde fines del siglo XVII la escultura granadina tiende a homogeneizarse en una línea estética coherente y sostenida hasta fines del siglo XVIII y aun después, que hemos dado en denominar el ‘modo granadino’. Aunque en sus patrones formales se origina en las grandes creaciones de José de Mora, difundidas desde el taller de su hermano Diego, el concepto escultórico subyacente procede de las novedades introducidas a mediados del XVII por Alonso Cano. Las peculiaridades de este ‘modo’, su difusión y el entramado de talleres de la Granada barroca y las alternativas o matices a cargo de los maestros de mayor personalidad serán objeto de este estudio.