Nuevas obras de Luis Salvador Carmona

Resumen

Se presentan y estudian nuevas obras del escultor vallisoletano Luis Salvador Carmona (1708-1767), así como otras que pueden vincularse con su estilo, y cuya autoría se discute también en esta comunicación. Cabe mencionar algunas de elevada calidad entre las que destacan una bellísima Virgen con el Niño; un San Antonio de Padua; un pequeño San Francisco relacionado con algunas de sus más célebres creaciones del santo de Asís; una impactante cabeza degollada de San Pablo en la línea de la de su maestro Villabrille del Museo Nacional de Escultura, y una santa María Magdalena o Egipciaca en paradero desconocido que repite los modelos de la del Museo Nacional de Escultura. Junto a estas esculturas, se plantea y discute también la atribución de un San Vicente Ferrer; un Arcángel San Rafael; un Calvario; un Nacimiento y un abrazo de San Francisco y Santo Domingo en terracota, posible modelo del grupo del Real Monasterio de Santo Tomás de Ávila.  De este modo se amplía el catálogo de este escultor cortesano de la primera mitad del siglo XVII, uno de los más prolíficos al que Ceán atribuía más de quinientas obras. Salvador Carmona supo aunar, fundir y prolongar las tradiciones de la imaginería devocional del pleno barroco, con los nuevos lenguajes estéticos oficiales del naciente academicismo.